La terapia Gestalt, creada por Fritz Perls, es un enfoque terapéutico encuadrado dentro de la psicología humanista que se caracteriza por la importancia que el terapeuta le otorga a lo que está sucediendo en este momento, aquí y ahora, tanto a nivel cognitivo como a nivel emocional, corporal y relacional. Puede llevarse a cabo en sesión individual, de pareja y de grupo.

El terapeuta acompaña al cliente en un proceso de amplificación de conciencia que le lleva a darse cuenta de su manera de relacionarse consigo mismo y con su entorno. El cliente va tomando cada vez más conciencia, a lo largo del proceso, de lo que necesita al mismo tiempo que va descubriendo los mecanismos con los que se impide satisfacerse. Es a esta dificultad de la persona en obtener lo que necesita a lo que llamamos Neurosis.

La cura viene dada, a través de la relación con el terapeuta, por el “darse cuenta” que el cliente tiene acerca de su propio funcionamiento en la relación consigo mismo y con su entorno.

Terapia Gestalt en los medios